Posts etiquetados ‘masturbacion’

Recientemente me enviaron una pregunta sobre si la masturbación es pecado y a lo cual contesto a continuación.

Primeramente hay que saber que en la Biblia no se dice exactamente que la masturbación es pecado. Claro hay otras cosas que tampoco se mencionan tales como no fumar, no drogarse etc. pero que son obvias de acuerdo a la ética moral y la Biblia. Pero ¿y la masturbación? Comencemos por definir que la masturbación es la excitación voluntaria de los órganos genitales a fin de obtener un placer venéreo. Esta acción de la masturbación es cada vez más aceptada por la sociedad pues los psicólogos la consideran parte de la vida, los doctores igual y algunas personas hasta se han atrevido a decir que masturbarse es una necesidad fisiológica, a lo que totalmente estoy en contra porque una necesidad fisiológica es respirar, tomar agua, comer, etc. y masturbarse no es una necesidad que un ser humano debe hacer para poder existir.

Ahora bien, el problema de la masturbación va más allá de lo físico, va a esos pensamientos que son acompañados con este acción física. Usualmente cuando una persona se masturba comienza a pensar y a imaginarse cosas que no honran a Dios. ¿Apoco alguien se masturba pensando en un desierto, en un helado de chocolate o en una iglesia? ¡No! Lo más seguro que al masturbarte piensas en otra persona pero de una forma más allá de lo normal, o sea que la empiezas a desnudar dentro de tu mente. ¡Simplemente con el hecho de imaginarte a otra persona así ya pecaste! Tal como se dice en Mateo 5.28 «Si un hombre mira a otra mujer con el deseo de tener relaciones sexuales con ella, ya fue infiel en su corazón.» así es, tal vez no violes, o forniques o adulteres físicamente pero con el hecho de imaginártelo, ya pecaste.

Cuando una persona se masturba, esa persona le da acceso a la carne y entonces complace los deseos de la carne pero Dios dice que nosotros tenemos que dejar que Jesús sea el centro de nuestras vidas. «No vivan según las inclinaciones de la naturaleza débil.» Romanos 8.13. Cuando complaces tus propios deseos carnales entonces comienzas a llenarte de pecado. ¡Eso es lo que te trae la masturbación!

Aunque algunos digan que la masturbación sea normal o aceptable (fuera o dentro de la iglesia), tú tienes que saber que Dios quiere que sacrifiquemos nuestros cuerpos a El. «… entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo» Romanos 12.1 y tienes que dejar morir a la carne, NO complacer los placeres.

Uno de los problemas adicionales es que la masturbación puede llegar a ser compulsiva y se convierte en un vicio en el que caen tanto chicos como chicas. La masturbación comienza como una curiosidad, luego como habito, después en necesidad, creando asi el vicio. Muchos jóvenes usan la masturbación como una supuesta salida emocional a: problemas familiares, baja autoestima, soledad y el uso de pornografía. Esto te llevará a la lujuria, la lascivia y el deseo de los ojos (demonios que comienzan a atarte y a encadenarte a estos pecados). La masturbación es pecado no por el hecho exactamente de la manipulación de los genitales sino por los pensamientos que son producidos en tu mente y si se ha hecho un vicio en tu vida, ¡la única forma que puedes salir es a través de Jesús!

Si tú has experimentado la masturbación y se ha hecho ya un vicio en tu vida y tratas de dejarla y no puedes, a continuación te doy estas recomendaciones:

  1. Evita estar sin nada que hacer. Mantente ocupado desarrollando actividades que distraigan tu mente como la música, la lectura, la limpieza etc.
  2. No cierres la puerta de tu habitación. Mantenla abierta a cualquier hora del día.
  3. Evita todo lo que te lleva a enfocarte a lo sexual, tales como películas, programas de tv con contenido erótico.
  4. Elimina todo material de contenido sexual que tengas, quémalo/rómpelo y deshazte de todo completamente.
  5. Aléjate de lo que te lleva a la lujuria. Si tienes problemas con el internet, pon tu computadora en medio de la sala cada vez que la uses donde las personas te vean. Si tienes problemas con ciertos programas de tv o películas, saca la tele de tu habitación.
  6. Mantén una vida disciplina de oración y lectura de la Palabra de Dios, eso te va a fortalecer cuando venga la tentación.
  7. Haz un pacto con Dios de vivir una vida fuera de la masturbación y cada día recuérdale el pacto que tienes con El y cúmplelo.
  8. Pide ayuda con amigos jóvenes cristianos para que puedan rendirse cuentas mutuamente y cuidarse. Tal vez quieras hablar con tu papá o mamá y decirle que te ayude también. Tal vez esto sea difícil o vergonzoso pero es esencial para poder ser apoyado y ser libre.

Déjame decirte que la masturbación va afectar tu mente y te llevará al pecado tarde o temprano y pronto se convertirá en un vicio que nunca terminará en tu vida a menos que decidas entregarle todo el control de tu vida a Jesucristo. Sigue los pasos que menciono arriba y termino con Filipenses 4.8 «Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza.» Como la masturbación no es nada de lo que dice este versículo, entonces no la practiques en tu vida.

Bendiciones,

—Alekz

Adicionalmente te recomiendo este sitio web donde hay testimonios y ayuda para personas con este tipo de problemas tales como la masturbación: http://www.libresencristo.org